Mejora tu salud sin dejar de comer lo que amas

Un programa de 5 semanas para resetear tu mente y estilo de vida

Hay tres formas de comer: con restricciones, sin restricciones y de la forma adecuada (o sea, comer bien).

 

Muchos creen que la primera es la saludable, pero no. Es de hecho muy nociva. 

Cuando comes sin disfrutar lo que te gusta

Obsesionarse por bajar de peso mediante dietas rigurosas, prohibiciones, exceso de ejercicio y con la intención de satisfacer creencias cuestionables sobre la figura perfecta, hace que suframos física y emocionalmente. Resulta que querer alterar el cuerpo a fuerzas mediante estos métodos, daña nuestro metabolismo, disminuye nuestra energía y dispara nuestras emociones negativas. Muchos estudios lo demuestran.

 

Si ya pasaste por esta forma de comer, no es necesario que leas los estudios. Sabes perfectamente cómo se siente vivir con tantas limitantes y tantas reglas: dolor de cabeza, falta de energía, cambios de humor repentinos, defensas bajas y sentimientos de culpa, depresión o enojo cuando te das chance de comer “lo que no debes”. 

 

¿O no?

Cuando comes lo que te gusta en exceso

La segunda forma de comer aparentemente te da más felicidad. 

 

Y sí, puede que alimentarte con tu “comfort food” te haga sentir bien de forma inmediata, pero usar los alimentos como tú única forma de escape del estrés o de las emociones, puede tener un precio alto a largo plazo.

 

Como suele ser el caso, los extremos, tanto en la alimentación como el ejercicio, nos puede provocar una serie de problemas físicos: indigestión, agruras, disminución de energía (¿mal del puerco anyone?), problemas para dormir y a la larga, descontrol en tus niveles de colesterol, glucosa, hígado graso, y hasta daños en nuestras articulaciones y nuestras emociones =S

 

Si este es tu caso, sabes que lo que digo es verdad. 

 

La aparente felicidad que nos da comer lo que se nos da la gana 24/7, en cantidades más allá de nuestras señales de saciedad (y no me refiero a un par de veces por semana), nos pasa una factura con un costo elevado para nuestro cuerpo.

Cuando comes saludable y disfrutas lo que te gusta

Cuando aprendemos a comer bien (sin restricciones absurdas, sin excesos, incluyendo frutas, verduras, proteínas y carbohidratos, así como postres, antojitos o bebidas favoritas) descubrimos que nos habíamos perdido de un estilo de vida increíble.

 

Pensamos: “Hace mucho que no me sentía tan bien.”

 

Despiertas descansad@, tienes energía todo el día, logras tu peso ideal (el cual no tiene nada que ver con un cálculo determinado) y hasta se te ve un glow especial porque tu salud es evidente y tu estado de ánimo está perfecto. 

 

Y no tuviste que privarte de dulces, antojitos, guisados o harinas, ni tampoco caer en atracones fuera de control.

 

Suena bien, ¿no?

 

Pues déjame decirte que es totalmente posible comer mejor, sentirte incréible y seguir disfrutando lo bueno de la vida.

 

Lo único que debes hacer es resetear tu mente.

 

Sí, así como lo hacemos con nuestras computadores o teléfonos celulares. 

 

A lo largo de nuestra vida hemos sido “programados” por una serie de costumbres y condicionamientos sociales que lo único que han hecho es privarnos de vivir mejor y de disfrutar de forma balanceada las cosas buenas de la vida, de cocina y de nuestros cuerpos.

 

La buena noticia es que podemos desprogramarnos y crear nuevos “sistemas operativos” en nuestra cabeza y cuerpo.

Mar 1.jpeg

Soy Mar Alvarez, nutrióloga profesional, Maestra en Salud pública, y quiero compartir contigo mi método para resetear tu mente y estilo de vida.

Si estás hart@ de las dietas y quieres sentirte increíble, inscríbete a mi PROGRAMA RESET, para que te cuente cómo sentar las bases para cuidar tu cuerpo y sentirte mejor, sin ponerte a dieta.

En este programa aprenderás...

IDEAL PARA:

  • L@s que ya no pueden con las dietas.

  • Personas que quieren sentirse bien física y emocionalmente.

  • Re-establecer el metabolismo natural y saludable del cuerpo.

  • Personas que quieren dejar de sentirse culpables por comer sus alimentos favoritos.

  • L@s que quieren ser libres de los condicionamientos sociales que dictan reglas dañinas para la salud.

  • L@s que quieren terminar el año con hábitos de alimentación más libres, flexibles y conscientes

 
jason-briscoe-GrdJp16CPk8-unsplash.jpg