• MB

Cómo cambiar la mala imagen corporal que tienes de ti

Tres consejos para trabajar ese condicionamiento de tu mente, para comenzar a aceptar y respetar tu cuerpo tal como es.


No siempre nos va a gustar cómo nos vemos. Eso está relacionado con la cultura de la dieta en la que vivimos, en la que básicamente estamos buscando cubrir un estereotipo que nos dice cómo tenemos que vernos, cómo se nos tiene que ver la ropa.


Estas imágenes nos llegan con frecuencia y no me refiero cada mes. Es algo que prácticamente se presenta todos los días y que incluso ya es hasta inconsciente. Aparece en los comentarios con las amigas, cada vez que vas a un centro comercial y ves la ropa, cada vez que ves televisión y revistas con fotos de modelos que no necesariamente van con la forma de tu cuerpo. Se presentan en redes sociales cuando te muestra fotos de antes y después, motivándote a cambiar tu cuerpo.


Seguro has escuchado: “Tengo que salir de la pandemia con un cuerpazo, con unos súper músculos.” Todo esto es parte de la cultura de la dieta en la que vivimos. No es algo 100% real y es importante que lo tengamos en cuenta.


Sal del embrujo de la figura perfecta

Lo que es real es el cuerpo que tenemos, el cuerpo con el que genéticamente se nos programó y que vale mucho la pena aceptarlo, respetarlo y amarlo tal y como es, para poder vivir tranquil@ y con una buena salud mental.


Todos los issues que tenemos alrededor de nuestra imagen corporal, vienen por la influencia de esa cultura de la dieta (la cual se expresa de diferentes formas) que nos está tratando de convencer de que el cuerpo que tenemos está mal, de que tenemos que adquirir un plan de masajes reductivos, un fit challenge, un aparato para bajar la panza, un medicamento para bajar de peso, una crema mágica, una faja, o cualquier cosa que nos permita alcanzar ese peso o figura que nos quieren hacer creer que está bien.


Ir desafiando y deshaciéndonos de estas creencias no es fácil. Se da a través de los años, con un poco de práctica, de paciencia y de muchas ganas de aceptar nuestro cuerpo tal como es.


Por eso aquí te doy tres consejos básicos para empezar a cuidar esa imagen corporal y sentirte cada vez mejor.


  1. Ten cuidado con las cuentas que sigues en redes sociales. Se nos puede hacer muy fácil seguir cualquier tipo de cuenta para motivarnos, o simplemente porque está ahí y pensar que no es necesario eliminarla de nuestro feed. Pero date cuenta que todos esos medios que sigues te pueden estar metiendo en la cabeza todos los días la necesidad de cambiar tu cuerpo. Ya sea a través del ejercicio, de la alimentación, de cirugías, de tratamientos corporales, y todo esto puede llegar a estresar tanto a tu cuerpo que quizá te confundas justo en el punto en el que estás tratando de sanar esta imagen corporal. Eso te llevará a un estado de frustración enorme. La recomendación es que elimines estas cuentas que no te están llevando al lugar en el que quieres estar. A final de cuentas, todo lo que ves y todas las ideas que llegan a tu mente, todo eso que te puede a llegar a influir, es lo que transforma tu realidad.

  2. Usa ropa cómoda. Usa ropa que te quede bien, que te haga sentir a gusto. Toda esa ropa que sigues teniendo en el clóset pensando en que algún día te va a volver a quedar, guárdala en una maleta, déjala hasta arriba del clóset, déjala fuera de tu vista. Esos días en los que tengas una muy mala percepción de tu cuerpo, te será muy útil no tener enfrente esa ropa que te recuerda que debes cambiar o controlar tu cuerpo. Usa el método de Marie Kondo...Toma esa prenda y preguntáte: ¿Aún me hace vibrar bonito o solo me estresa?. Si te estresa, va directo a la maleta.

  3. Toma ventaja del poder de las afirmaciones. Repítete afirmaciones positivas, todos los días, que tengan que ver con esta nueva versión de ti que quieres ser. Una versión que acepte y que ame a su cuerpo. A mí me gusta empezar por la aceptación y por el respeto corporal porque no es tan fácil amar a tu cuerpo desde un inicio. Suelo repetir estas frases cuando tengo malos días y cuando tengo buenos días también, justamente para cambiar mi mente. Las frases son:

  4. Soy suficiente. Soy valios@. Yo respeto a mi cuerpo tal como es.

  5. Agradezco a mi cuerpo por estar fuerte, por estar saludable y por dejarme vivir esta experiencia humana. Por permitirme respirar, moverme y disfrutar de todo.

  6. Estás hermos@, estás guap@, te ves increíble y tienes absolutamente todo para ser amad@ y respetad@ por ser como eres. Tienes todo para lograr cada una de tus metas.


La mala imagen corporal es algo que muchos de nosotros vivimos día a día. Disminuye nuestro bienestar, nuestra salud mental, afecta nuestra relación con la comida, con el ejercicio y con la gente.


Por eso es importante que aunque sea con pequeñas acciones vayamos sanando. Por cierto, recuerda que no estás sol@. Muchos estamos en este mismo proceso y hay que acompañarnos y ser un ejemplo para otr@s. No te imaginas a cuánta gente puedes inspirar o influir a tener una sana relación con su propio cuerpo, simplemente por el hecho de hacerlo tú.


¿Te animas? Te puedo ayudar ;)



¿Quieres recibir artículos como este en tu correo? Suscríbete a mi blog anti-dietas.

34 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo